Creative Commons License Seguir a polie_mart en Twitter CIUDAD DE NADIE: COSTURA CON TERESITA

.

.
Hay tanta soledad en ese oro. La luna de las noches no es la luna que vio el primer Adán. Los largos siglos de la vigilia humana la han colmado de antiguo llanto. Mírala. Es tu espejo. "Borges"

22.10.08

COSTURA CON TERESITA



Hoy, es de esos días en que extrañas esas tardes con la anciana (madre) y su pelo de plata, eran casi las 4 p.m. hora de sentarse a navegar entre historias de vida, tapices multicolor, hilos llenos de nudos, momentos inocentes de niñez, pensamientos elevados en la transparencia de sus viejos y sabios ojos, mmm...Recuerdo una especial en la que contaba lo duro que era la vida en su época; caminatas de kilómetros y los zapatos gastados y rotos, pero no importaba, era la alegría del regreso de la escuela, pronto estaría en la gran mesa de madera, junto con sus 17 hermanos, dispuestos a compartir una deliciosa mazamorra chiquita (sopa de campo), cada regreso para ella era la máxima expresión de felicidad, su madre en la puerta, lista, sonriente, para 18 besos, 18 abrazos, 18 sonrisas, 18 expresiones de amor maternal, ella ahí tan pequeñita, con tanto para dar. Sus ojos se mojaban con los recuerdos de su madre, de su vida de campo, sus luchas para corresponder los esfuerzos que día a día le sacaban una cana a su dulce madre. No entendía como podía hacerlo, ahí con sus ojos, que a pesar de estar cansados, brillaban como la luna reflejada una laguna limpia, no entendía...
Yo, con mis escasos 6 años, veía a su madre reflejada en su mirar, y me preguntaba como ella que a pesar de nunca ser madre, logró dar mucho mas. Casi 50 años de lucha con 200000 niñas por año, despierta desde las 4:30 a.m. trabajando por el porvenir de sus hijas (como les decía)...hay me da una nostalgia tan bonita a la vez miro a los ojos de mi madre y nada, aún no la puedo encontrar...eso si que no lo entiendo...será que ella no quiere ser madre, o...yo no quiero ser su hija?...hay...como extraño a Teresita...

5 CAMINARON:

Max dijo...

Leo mil y una vez esta historia. Me llena de nostalgia y de sonrisas, sonrisas de cariño. El alma, tan poderosa, tan sabia. Hay personas abiertas al universo, a compartir y simplemente ofrecer-se. La sangre muchas veces no es condición. Pero es algo tan personal que no quisiera profanar intimidades. Todos pensamos que tenemos algo que decir. No seleccionamos algunas cosas, simplemente están. Siempre es posible lograr, aunque hay secretos que se desvanecen con la vida.
Besos niña Paula.
Siempre la llevo en mi alma.
Suyo.
Quijote Manchado

didac dijo...

un abrazo me lo pasa muy bien paseandome por tu blogg!!
un abrzoo
muakk

Polie dijo...

MASSI: también estás ahí...
Besos!!!

DIDAC: y a mi por lo general me dahambre cuando paso por el tuyo...jiji.
Beso!!!

La Dulce Pena dijo...

A veces no hace falta ser madre natural para dar todo lo que tienes de ella... para ser cómo lo fue la tuya contigo...

Preciosa historia, me ha emocionado... sus recuerdos, su vida... sus hijas...

Besos Guapa!

(PD: Perdona por el retraso.... :( )

Polie dijo...

no tengo nada que perdonar, al contrario, agradecer infinitamente tu incondicional marcha a mi lado...
Besos!!!

 
Creative Commons License ciudad de nadie by paula andrea martinez is licensed under a Creative Commons Atribución 2.5 Colombia License. Permissions beyond the scope of this license may be available at poliemarti@gmail.com.